01/50 - Vamos a andar

8.10.08

Vamos a andar, en una fecha especial, con esta primera entrada a este blog.
Quiero presentarles antes que nada, antes que todo, como dice Rabinovich de Les Luthiers, a los protagonistas de este trabajo de Historietas Históricas “descamisados”: los Hermanos cubanos Enrique y Rogelio Acevedo González, quienes combatieron desde muy jóvenes a las órdenes del Che Guevara, en la Sierra Maestra durante la Revolución Cubana.




"descamisados", (como aquellos argentinos obreros de Perón y Evita), era el irónico nombre que recibió la escuadra de los guerrilleros donde estuvieron Enrique y Rogelio, cuyas principales vivencias y aventuras se convirtieron en un libro.
En una entrevista a CUBARTE, Enrique Acevedo señala: “Permanecimos casi medio año con el argentino, aprendimos a valorarlo en su magnitud, hombre exigente, austero, a veces duro, aunque no capaz de pedir a nadie lo que él no pudiese hacer. Maestro en la guerra de guerrillas, gran organizador y hombre de pensamiento sagaz, en fin, quedamos atrapados por su impresionante personalidad. Años después, 30 exactamente, comencé a escribir las vivencias y experiencias de un estudiante citadino, en una tropa rebelde, y como centro de ellas la figura de nuestro jefe el Che”.

Gracias al editor cubano Manolo Pérez Alfaro, descubrí este libro fantástico en el año 1999, cuando pude visitar Cuba por primera vez. Regresé en el 2001 y a partir de ese momento, este Proyecto de Historietas no ha tenido la continuidad necesaria.
Hoy, el amor por la Historia y la Historieta, me llevan a darle un nuevo impulso por medio de este espacio en la web, donde iré contando los inicios, las entrevistas con los distintos Combatientes cubanos, y como me documento para hacer la adaptación y los guiones de los capítulos de esta gran aventura revolucionaria..
Los bocetos y dibujos de cada viñeta serán mostrados aquí como una forma de llegar a todos los interesados en este mundo maravilloso de la Historieta, específicamente, cuando se aborda un tema histórico.
Vamos a andar mucho y no estoy solo. Tengo la suerte de contar con mi compañero de la unhil, la unión de historietistas e ilustradores de Tucumán, el carismático y talentoso músico e ilustrador Oso Rossello, quién aceptó la propuesta de compartir esta experiencia, poniendo color y estilo a mis páginas. Les acerco un adelanto sobre una viñeta donde aparecen un ómnibus conocido en cuba como “Camello” y el Capitolio de La Habana como majestuoso fondo. Documentación/foto – Dibujo/tinta y Color/Arte Digital.


Y si de compañeros y hermanos se trata, en los siguientes videos me verán con el Nico (Alejandro Nicolau), ese inolvidable día, el 18 de Mayo de 2006, cuando lo filmaba (con la cámara que me prestó el Oso) cuando llegábamos al pueblo de La Higuera, en Vallegrande, en Bolivia.




El Monumento a Ernesto Guevara en La Higuera fue donado en el año 1967, por el Escultor Rodolfo Aranibar, del IABC - Instituto Cultural y de Amistad Boliviano-Cubano, Filial Cochabamba y el Centro Félix Varela de Bolivia, con motivo del XXX Aniversario de su Heroica caída, tal como dice en la placa central. Abajo, en la piedra que la sostiene, puede leerse “Tu ejemplo alumbra un nuevo amanecer”.




En el lugar donde asesinaron al Che, hoy se levanta un Museo Escuelita con textos, mapas y fotos que narran un trozo de la Historia sobre los últimos días de Guevara. Quién nos sirve de guía es la Señora Irma Rosado quien nos obsequió una foto del Che a colores. Al lado puede verse una casita que aún se mantiene de esos años similar a como era la Escuelita de La Higuera originalmente.




Al día siguiente recorrimos el Hospital de Vallegrande Señor de Malta, donde se encuentra la pileta donde lavaron y exhibieron el cuerpo del Che. Es impresionante la cantidad de frases, quedándome grabada una del poeta cubano José Martí, que originalmente dice así “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.




Acompañados por la Sra. Ligia Morón, hicimos un recorrido por el lugar convertido hoy en Mausoleo que se encuentra al lado del Cementerio de Vallegrande, donde estuvieron enterrados por 30 años, el Che y sus compañeros de la guerrilla boliviana. La emoción te embarga de una manera increíble solo llegando a este lugar. La imagen final es una estrella azul grabada en la piedra.



Bienvenidos a este blog de “descamisados”, juntos vamos a viajar por la Historia Americana, montados en pedazos de la Historia de la Revolución Cubana.

Yo creo que vamos a andar.


César Carrizo
Coordinador de unhil,
unión de historietistas e ilustradores
de Tucumán, Argentina


VAMOS A ANDAR

Vamos a andar, en verso y vida tintos, levantando el recinto, del pan y la verdad.
Vamos a andar, matando el egoísmo, para que por lo mismo, reviva la amistad.
Vamos a andar, hundiendo al poderoso, alzando al perezoso, sumando a los demás.
Vamos andar, con todas las banderas, trenzadas de manera, que no haya soledad.
Que no haya soledad. Que no haya soledad. Que no haya soledad...
Vamos a andar, para llegar, a la vida.
Vamos a andar, en verso y vida tintos, para llegar, levantando el recinto.
Vamos a andar del pan y la verdad, para llegar. matando el egoísmo.
Vamos a andar, para que por lo mismo, para llegar, reviva la amistad.
Vamos a andar hundiendo al poderoso, para llegar, alzando al perezoso.
Vamos a andar sumando a los demás, para llegar, con todas las banderas.
Vamos a andar trenzadas de manera, para llegar, que no haya soledad.

Silvio Rodríguez, del disco Rabo de Nube, 1979.



Vamos a andar – Silvio Rodríguez junto a Santiago Feliu y AfroCuba, en las escalinatas de la Universidad de La Habana, Cuba, 1985.

1 comentarios:

linkwithin

/* LinkWithin personalizado ----------------------------------------------- */ .linkwithin_div { background: #FFFFFF; /* COLOR DE FONDO*/ padding: 0 10px; } .linkwithin_text { font-size:16px; color:#cccccc; /* COLOR TÍTULO GADGET*/ } a#linkwithin_logolink_0, a#linkwithin_logolink_1, a#linkwithin_logolink_2, a#linkwithin_logolink_3, a#linkwithin_logolink_4, a#linkwithin_logolink_5, a#linkwithin_logolink_6, a#linkwithin_logolink_7, a#linkwithin_logolink_8, a#linkwithin_logolink_9, a#linkwithin_logolink_10, a#linkwithin_logolink_11, a#linkwithin_logolink_12, a#linkwithin_logolink_13, a#linkwithin_logolink_14, a#linkwithin_logolink_15, a#linkwithin_logolink_16, a#linkwithin_logolink_17, a#linkwithin_logolink_18, a#linkwithin_logolink_19, a#linkwithin_logolink_20 { display:none; } .linkwithin_posts { width: 500px !important; } .linkwithin_posts a { border: 0 !important; padding-right: 10px !important; } .linkwithin_posts a:hover { background: none !important; -webkit-border-radius: 10px !important; -moz-border-radius: 10px; border-radius: 10px; } .linkwithin_img_0 div, div.linkwithin_img_0, .linkwithin_img_1 div, div.linkwithin_img_1, .linkwithin_img_2 div, div.linkwithin_img_2, .linkwithin_img_3 div, div.linkwithin_img_3, .linkwithin_img_4 div, div.linkwithin_img_4, .linkwithin_img_5 div, div.linkwithin_img_5, .linkwithin_img_6 div, div.linkwithin_img_6, .linkwithin_img_7 div, div.linkwithin_img_7, .linkwithin_img_8 div, div.linkwithin_img_8, .linkwithin_img_9 div, div.linkwithin_img_9, .linkwithin_img_10 div, div.linkwithin_img_10, .linkwithin_img_11 div, div.linkwithin_img_11, .linkwithin_img_12 div, div.linkwithin_img_12, .linkwithin_img_13 div, div.linkwithin_img_13, .linkwithin_img_14 div, div.linkwithin_img_14, .linkwithin_img_15 div, div.linkwithin_img_15, .linkwithin_img_16 div, div.linkwithin_img_16, .linkwithin_img_17 div, div.linkwithin_img_17, .linkwithin_img_18 div, div.linkwithin_img_18, .linkwithin_img_19 div, div.linkwithin_img_19, .linkwithin_img_20 div, div.linkwithin_img_20 { -webkit-border-radius: 50px !important; /* ESTO HACE QUE SEA REDONDO*/ -moz-border-radius: 10px; border-radius: 10px; border:0 !important; } .linkwithin_title { color: #aaaaaa !important; /* COLOR DEL TÍTULO SIN SELECCIONAR*/ font-family: Verdana !important; font-size: 13px !important; /* TAMAÑO DE LA FUENTE*/ line-height: 14px !important; text-align:center; text-decoration: none; } .linkwithin_title:hover { color: #FAA394 !important; /* COLOR DEL TÍTULO SELECCIONADO*/ font-weight: normal !important; }